Cuando quieras colocar un pavimento de parquet es posible que buscando información encuentres cosas similares a: parquet natural, parquet macizo, parquet flotante, parquet sintético, suelo laminado, tarima flotante…

Creo que es importante saber de qué tipo de pavimentos estamos hablando y saber lo que vamos a colocar en nuestra vivienda, para empezar, el término parquet sólo es aplicable a los pavimentos que tengan en su capa de uso un mínimo de 2,5 mm de madera (norma UNE 13756). Por lo tanto parquets sintéticos no deberían llamarse así, sino que su nomenclatura correcta sería la de suelo laminado.

La diferenciación según el material es fácil 2,5mm o más de madera es pavimento de parquet si es inferior no es parquet.

Otra diferenciación que debemos realizar es su forma de colocación, parquet clavado, parquet encolado, parquet sobre rastreles, parquets flotantes, este último es el más utilizado en la actualidad

Una vez hemos realizado una pequeña introducción de tipo y forma de colocación nos centraremos en dos tipos de pavimentos, parquet flotante y suelo laminado (los más usuales en la colocación de pavimentos de viviendas).

Aspectos comunes

– los dos tipos de pavimento se colocan de manera flotante, sobre una chapa de mortero o un pavimento existente, entre base y pavimento debe ponerse una lámina de polietileno o similar.

– Existen diversos tonos de acabado ( haya, roble, fresno, pino, cerezo, nogal, wengué, merbau…)

– Las lamas pueden ser monolamas, bilama o trilama.

– La unión entre lamas puede ser sin bisel o biselado.

Parquet flotante:

– Pavimento de madera natural

– No hay ninguna lama igual, ya que la madera natural tiene diferentes formas.

– El parquet natural se raya con más facilidad que el suelo laminado.

– Permite su restauración, mediante pulido y barnizado

– El color va oscureciéndose con el tiempo.

– El sol afecta a estos parquets provocando decoloración.

– Es más caro que el suelo laminado.

parquet

www.pergo.es

 

Suelos laminados

– Cuenta con una base de tablero de fibras y una superficie decorativa.

– Las lamas se van repitiendo y en una sala puedes encontrar varias iguales.

– Resistencia al desgaste más elevada que el parquet.

– Alta impermeabilidad a las manchas

– Decoloración casi inexistente.

– No es posible su reparación, no se puede pulir (depende el sistema de anclaje sí que posible la substitución de lamas).

suelo laminado

www.pergo.es

 

Y ahora que ya sabemos todo esto ¿con cual nos quedamos?

Si tienes un presupuesto ajustado, no lo dudes, intenta conseguir el mejor suelo laminado que puedas, huye de los parquets naturales baratos porque a la larga salen caros.

Si tu presupuesto no tiene límite, piensa en las ventajas y desventajas que te ofrece cada uno, ten en cuenta que hay suelos laminados tan conseguidos que cuesta diferenciarlos del natural.

 

Consulta nuestros otros posts de Hablamos de Pavimentos:

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Pin It on Pinterest